sábado, 3 de octubre de 2015

CLIL, AICLE o EMILE: APRENDER UNA MATERIA A TRAVÉS DE UNA LENGUA EXTRANJERA.

El objetivo principal de nuestro proyecto "BENICALAP EN EUROPA, FORMACIÓN DE PROFESORES", es que los profesores adquiramos nuevas habilidades y mejoremos nuestras competencias lingüísticas para poder ampliar el uso de la metodología CLIL en nuestro Instituto.

Pero, ¿qué es CLIL?
El acrónimo CLIL (Content and Language Integrated Learning) se refiere a un enfoque metodológico que centra la atención tanto en la materia como en la lengua de comunicación. En efecto, el aprendizaje de los contenidos de una asignatura no lingüística se hace a través de una lengua extranjera, de forma que se coloca al estudiante en una situación de comunicación auténtica.

En la sociedad actual, todos somos conscientes de la importancia del plurilingüismo. De hecho, ser plurilingüe es la regla y el monolingüismo la excepción. En Europa, solamente Islandia y Malta son países monolingües. La política de la Unión Europea busca que cada ciudadano pueda ser capaz de hablar, al menos, dos lenguas de la Unión además de su lengua materna.

Una persona es  plurilingüe cuando tiene competencia comunicativa en dos o más lenguas. Está comprobado que cuando un alumno estudia una segunda lengua no se enfrenta a un vacío absoluto, porque existe una competencia común subyacente. Es la Teoría desarrollada en los años 80 por JAMES CUMMINS


 Según este lingüista, hay un factor de interdependencia entre las lenguas de forma que se produce una transferencia de competencias a la L2 con dos condiciones:
1. una exposición adecuada y significativa a la L2 (escuela, entorno...)
2. una motivación real para aprender la L2

Las competencias cognitivo académicas adquiridas en la lengua materna serán transferidas a la nueva lengua, y dichas competencias serán interdependientes en todas las lenguas.

En ese marco teórico se desarrolla, desde finales de los años 90, el Programa de Enseñanza Bilingüe Enriquecido (PEBE) de la Comunitat Valenciana, que pretende que todos los estudiantes consigan la misma competencia lingüística en cada una de las lenguas oficiales.

El CLIL o EMILE (acrónimo en francés: Enseignement d'une Matière Integrant une Langue Étrangère) va un paso más allá al introducir una L3 como instrumento de comunicación en la enseñanza. La lengua y la materia son, a la vez, objeto de enseñanza sin predomine una sobre la otra. Los objetivos que se consiguen son, fundamentalmente:

  • Mejores competencias en el aprendizaje de lenguas
  • Adquisición de un mejor aprendizaje de los contenidos de la asignatura
  • Mejora de las competencias cognitivas
  • Mayor comprensión intercultural
  • Incremento de las posibilidades en el mundo laboral
  • Acceso más amplio a la investigación científica

Es decir, nos proponemos incrementar la docencia bilingüe en determinadas asignaturas a partir del próximo curso para que nuestros alumnos puedan:

  • construir mejores competencias lingüísticas
  • desarrollar sus competencias comunicativas
  • mejorar las competencias cognitivas
  • incrementar las competencias profesionales y los resultados académicos
  • prepararse para la sociedad del conocimiento
  • desarrollarse como ciudadanos europeos.
Y para eso, vamos a formarnos mejor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario